Inicio

ScreenHunter 40

Una de las banderas de la administración en el sector salud ha sido la promoción y prevención en salud mental y la disminución de factores de riesgo de consumo de sustancias sicoactivas. Estas prioridades se han estimado debido a la creciente violencia en los hogares y fallas en las pautas de crianza de algunos menores de edad del municipio.
Es así como a través de la implementación del programa “Familias con Sentido”, la secretaría de Salud trabajó en la formación a población previamente caracterizada para brindar asesoría personalizada en la prevención de la violencia de género y el control de la ira.
El resultado fue abordar especialmente a poblaciones de las veredas Samaria, Cerca de Piedra, Bojacá y Fonquetá con la intervención de 78 representantes de familia en temas específicos como comunicación verbal, oral, autoestima y toma de decisiones para que replicaran lo aprendido en los jóvenes entre los 11 y los 17 años.
Una de las conclusiones de los profesionales que trabajaron en el programa es que casi el 80% de las personas atendidas eran mujeres cabeza de familia y con bajos niveles de educación.
“La idea del proyecto fue generar herramientas a los padres de familia para que establezcan relaciones armónicas con sus hijos y reforzar la crianza y el vínculo familiar, sabemos que trabajando en etapas formativas prevenimos graves conductas sociales relacionadas con el consumo de sustancias sicoactivas y la violencia en general”, aseguró María Cristina Barbosa, secretaria de Salud de Chía.
Otro de los hallazgos importantes fue caracterizar parte de adultos mayores que tienen bajo su cuidado a menores de edad, en estos casos se aplicó el control de la ira y hábitos de comunicación no verbal. El operador de este programa fue la Fundación Génesis, entidad privada que ha liderado destacadas intervenciones en población con consumo de sustancias sicoactivas y habitabilidad en calle.
“Logramos que los participantes demostrarán sus debilidades y fortalezas y generamos capacidades que son factores de riesgo de nuestra población”, agregó Barbosa.
Parte del programa enfocó la metodología en mujeres menores de 30 años para una posterior asesoría directa por parte del Municipio en pautas de crianza y proyecto de vida.
Estas acciones se suman a los programas de promoción y prevención que se aplican a toda la población y en especial a las personas con algún grado de vulnerabilidad.

ScreenHunter 34

Esta es la época perfecta para dar un regalo y  precisamente es lo que recibió el hospital San Antonio de Chía - gracias a la gestión de la Secretaría de Salud-  se entregaron $780 millones en dotación para este hospital, que es de primer nivel y que atiende a 16 mil usuarios del régimen subsidiado.

“La dotación la logramos gestionar en tiempo récord, el proceso es dispendioso, había que revisar cuáles  instrumentos eran necesarios para la continuidad en la prestación de algunos servicios  y hoy  tenemos 60 tipos de  herramientas en diferentes cantidades”, anunció la Secretaría de Salud, María Cristina Barbosa.

Barbosa también menciono que el mayor porcentaje del listado de dotación son herramientas de instrumentación como: ecógrafos de ultima tecnología, maquina de anestesia, resucitador pulmonar, laringoscopio.

 Y otro porcentaje para elementos como: camillas, sillas de ruedas, camas de ginecología que garantizan el  cumplimiento de la ley 2003 del Ministerio de Salud   referente a la habilitación de los servicios. 

Por su parte, el Alcalde de Chía  Leonardo Donoso, señaló que lograr sacar adelante este hospital, que es de primer nivel con servicios de segundo nivel,  ha sido una de sus prioridades. “Buscamos los recursos de cuentas maestras que nos da el gobierno Nacional y nos sentamos con los profesionales de calidad del hospital para plasmar las necesidades y hoy hacemos entrega oficial”, señaló el mandatario.

En aplicación de los principios de transparencia y participación ciudadana, la Secretaría de Salud divulga a continuación algunos de los logros obtenidos en el año 2016 por la IPS, pública, ESE Hospital San Antonio de Chía y la IPS privada, Clínica Chía.

En el caso del Hospital San Antonio de Chía, es sujeto de control y supervisión por parte de la Secretaría de Salud ya que se encuentra en la jurisdicción del municipio, sin embargo su administración y propiedad le pertenece al departamento.

Las responsabilidades adquiridas de su gerente fueron, la humanización del servicio centrando a las personas como la razón de ser de esta institución,  la recuperación de cartera, el mejoramiento de venta de servicios y la implementación del sistema obligatorio de garantía de calidad.

Para centrar a las personas como razón de ser de la institución, actualizaron la plataforma estratégica e implementaron procesos de acercamiento con la comunidad para mejorar la prestación de los servicios, en ese sentido, actualizaron sus redes sociales y página web para tener un intercambio constante con la ciudadanía y aplicaron otras estrategias para los fines propuestos.

Con respecto a la situación fiscal, la gerencia y el Área de Cartera y Glosas gestionaron los recursos de cobro pendientes a través de las conciliaciones citadas por la Supersalud y la Contraloría Departamental, así como el uso debido de las existencias para no afectar su patrimonio.

Para optimizar la venta de servicios, el Hospital San Antonio firmó contratos adicionales con la Alcaldía de Chía y la Alcaldía de Cota para operar los Planes de Intervenciones Colectivas de los dos municipios y otros con las EPS Salud Total y Sánitas, entre otras actividades.

En reuniones con la Gobernación, la Alcaldía de Chía y la Junta Directiva, trabajaron en el proyecto de infraestructura en el cual el municipio realizó aportes muy significativos para llevar a cabo la modernización de gran parte de las instalaciones de esta Empresa Social del Estado.

Clínica Chía

Para Clínica Chía, el año 2016 fue muy significativo en la prestación de servicios de salud con 1.843 nacimientos, reduciendo la tasa de mortalidad de 2.05% en el año 2015 al 1.2% en el 2016.

En el año 2016 la tasa de infecciones asociada al cuidado de salud estuvo en 1.17% a comparación del año 2015 donde se tuvo un resultado de 1.8%. Con la endometritis, que es la inflamación del endometrio, el resultado fue sobresaliente teniendo en cuenta que es el mayor centro de referencia regional logrando el 0.75% durante la vigencia 2016.

La tasa de infección en salas de cirugía se redujo a un 0.45% y la adherencia al lavado de manos aumentó de 62.4% en el año 2015 a 71% en el año 2016.

El cumplimiento de agendamientos de citas entre las metas establecidas tuvo una respuesta y gestión positiva pasando de un 94.4% a un 97.6% en el 2016, todo esto basado en su modelo de atención, PACO.

La Clínica Chía en el año 2016 contribuyó y permitió la atención en servicios de tercer nivel de complejidad a la población de Chía, sabana norte y municipios aledaños siendo uno de los mayores referentes en la región.

En año 2016 se atendieron un total de 218.746 personas desagregados en servicios de consulta externa, exámenes de laboratorios, toma de imágenes diagnósticas, exámenes especiales, hospitalizaciones y atenciones en las unidades de cuidados intensivas y en el servicio de urgencias, un total de 79.774 personas.