Inicio

La llegada de todo un operativo de control a las celebraciones del halloween en Chía, liderado por el propio alcalde Leonardo Donoso, y luego de varios días de seguimiento por parte de la secretaría de Gobierno, arrojó resultados contundentes este fin de semana, entre ellos una nueva modalidad de 'rumbas clandestinas' en el municipio con presencia de menores de edad.Se trata de rumbas en fincas a las afueras del municipio que hacen pasar como fiestas de familias, pero que en realidad son clandestinas, las anuncian por redes sociales, cobran boletería y permiten la entrada a menores.Así lo confirmaron el alcalde Donoso y el secretario de gobierno, William Tamayo, quienes señalaron que este golpe se dio luego de varios seguimientos, cierres a clubes nocturnos e informaciones de la misma comunidad.Cabe anotar que este tipo de fiestas se vienen realizando, no sólo en Chía, sino también en varios municipios de la sabana, y en el caso de Chía, se encontraron más de 40 menores de edad en el lugar consumiendo licor.

"Este tipo de fiestas pesadas las están trasladando a fincas ubicadas en las afueras donde creen que no llegan los controles de las autoridades", dijo Donoso.

Los operativos coordinados por la secretaria de Gobierno y liderados por el propio alcalde a lo largo y ancho del municipio también dejaron como resultado otros cuatro establecimientos sellados de manera inmediata por tener menores de edad; un establecimiento de comercio con comparendo por incumplir horario, 20 menores llevados a Casa de Justicia y entregados a sus padres, 40 personas detenidas por riñas y alteración del orden público.

Por su parte, la secretaria de Salud que también participó en los operativos hizo control a establecimientos y en dos de ellos encontró gaseosa y cerveza con fechas de vencimiento expiradas, mientras que en otro, muy conocido, halló licor con ausencia de sellos del Invima.

Cabe anotar que todos estos procedimientos fueron adelantados con presencia de la Comisaría de familia y la Policia Nacional.

El Decreto 3518 de 2006 del Ministerio de Saud y Protección Social, define la vigilancia y control sanitario como la “función esencial asociada a la responsabilidad estatal y ciudadana de protección de la salud, consistente en el proceso sistemático y constante de inspección, vigilancia y control del cumplimiento de normas y procesos para asegurar una adecuada situación sanitaria y de seguridad de todas las actividades que tienen relación con la salud humana” (artículo 4° Definiciones)

Objetivo de la dirección:

Realizar el seguimiento continuo y sistemático de la salud ambiental, de acuerdo con procesos establecidos para la notificación, recolección, procesamiento y análisis de los datos sanitarios y ambientales, e igualmente del comportamiento de eventos de salud relacionados con las siguientes líneas de acción: alimentos sanos y seguros, seguridad química, calidad del agua, eventos transmisibles de origen zoonótico, verificación de estándares de habilitación de los establecimientos dispensadores de medicamentos y la generación de información oportuna, válida y confiable para orientar medidas de prevención, vigilancia y control a nivel territorial.

¿Por qué lo hacemos?

La vigilancia de la salud ambiental, es una de las ramas de la salud pública encargada de evaluar y controlar el impacto de las personas sobre el medio ambiente y el del medio ambiente sobre las personas. Esta vigilancia se enmarca en la Vigilancia en Salud Pública que el Decreto 3518 en su artículo 3 define como la “Función esencial asociada a la responsabilidad estatal y ciudadana de protección de la salud, consistente en el proceso sistemático y constante de recolección, análisis, interpretación y divulgación de datos específicos relacionados con la salud, para su utilización en la planificación, ejecución y evaluación de la práctica en salud pública.”

Analizando la definición puede concluirse que “los datos específicos relacionados con la salud” son aquellos que la autoridad de salud requiera para cumplir con sus obligaciones y que en el caso de la salud ambiental deben incluir los relacionados con la presencia de factores protectores o de riesgo presentes en el ambiente; otros datos indispensables son los referidos a los eventos de salud relacionados con los determinantes ambientales que se recogen a través de la vigilancia epidemiológica.

Con relación a la vigilancia sanitaria y ambiental en el municipio, esta se desarrolla a través de los siguientes ejes centrales: 

  • Proceso de inspección, vigilancia y control,IVC.
  • Control de población canina y felina.
  • Control de zoonosis.
  • Vigilancia del agua para consumo humano.
  • Proceso de actividades educativas de IVC.

Los ejes mencionados operan de acuerdo a las siguientes líneas de acción: 

  • Alimentos sanos y seguros.
  • Seguridad química.
  • Calidad del agua.
  • Eventos transmisibles de origen zoonótico.
  • Verificación de estándares de habilitación de los establecimientos dispensadores de medicamentos.
  • Radiación electromagnética.