Inicio

La llegada de todo un operativo de control a las celebraciones del halloween en Chía, liderado por el propio alcalde Leonardo Donoso, y luego de varios días de seguimiento por parte de la secretaría de Gobierno, arrojó resultados contundentes este fin de semana, entre ellos una nueva modalidad de 'rumbas clandestinas' en el municipio con presencia de menores de edad.Se trata de rumbas en fincas a las afueras del municipio que hacen pasar como fiestas de familias, pero que en realidad son clandestinas, las anuncian por redes sociales, cobran boletería y permiten la entrada a menores.Así lo confirmaron el alcalde Donoso y el secretario de gobierno, William Tamayo, quienes señalaron que este golpe se dio luego de varios seguimientos, cierres a clubes nocturnos e informaciones de la misma comunidad.Cabe anotar que este tipo de fiestas se vienen realizando, no sólo en Chía, sino también en varios municipios de la sabana, y en el caso de Chía, se encontraron más de 40 menores de edad en el lugar consumiendo licor.

"Este tipo de fiestas pesadas las están trasladando a fincas ubicadas en las afueras donde creen que no llegan los controles de las autoridades", dijo Donoso.

Los operativos coordinados por la secretaria de Gobierno y liderados por el propio alcalde a lo largo y ancho del municipio también dejaron como resultado otros cuatro establecimientos sellados de manera inmediata por tener menores de edad; un establecimiento de comercio con comparendo por incumplir horario, 20 menores llevados a Casa de Justicia y entregados a sus padres, 40 personas detenidas por riñas y alteración del orden público.

Por su parte, la secretaria de Salud que también participó en los operativos hizo control a establecimientos y en dos de ellos encontró gaseosa y cerveza con fechas de vencimiento expiradas, mientras que en otro, muy conocido, halló licor con ausencia de sellos del Invima.

Cabe anotar que todos estos procedimientos fueron adelantados con presencia de la Comisaría de familia y la Policia Nacional.